Está demostrado que aerodinámicamente es imposible que el abejorro pueda volar, por su tamaño, su peso y la forma de su cuerpo……

Solo que él no lo sabe.