Este pequeño, pero pequeño y muy inquieto morador de los bosques y matorrales de vez en cuando se deja ver y es entonces cuando se puede disfrutar del momento y hacerle alguna que otra foto.

Es muy territorial y le falta poco para ponerse bravo y defender su espacio levantado la cola y chillando de tal manera que si no le vieses parecería que es 10 veces más grande. Pero con poco más de 9 cm de longitud, 12 de envergadura y 10 gramos más bien es un peso ligero, ligero.

Mieres, Asturias 2017

 

Espero os guste, si es así agradezco lo compartas 😉